GUILLERMO FADANELLI PDF

Ich bin aufgeregt. Eine Freundin sitzt am Tisch. Kann das gutgehen? Wir bestellen.

Author:Samushura Mezijinn
Country:Mayotte
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):9 September 2019
Pages:330
PDF File Size:17.16 Mb
ePub File Size:3.59 Mb
ISBN:875-7-31372-922-2
Downloads:17167
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Gokasa



Lodo, Guillermo Fadanelli, Debate, Mйxico, , pp. Muy lejos de asumir algъn afбn denunciativo o edificante, la historia configurada en Lodo, novela mбs reciente de Guillermo Fadanelli, hunde su mirada en una realidad aterradora pero con actitud ajena al lloriqueo, con un tono siempre fresco, relajado, ferozmente digresivo y en todo renglуn dueсa del humor acre que caracteriza a las ficciones de este autor nacido en Mйxico, df, hacia Cuadrada en 31 capнtulos, la novela tiene como personaje central a Benito Torrentera, pobresor de filosofнa que gana cincuenta pesos por clase, sujeto que de tan anodino resulta estrafalario, secreto reflexionador de todo lo que circunda su gris trayecto por la vida.

Aceptar, por ejemplo, que todos en este paнs estamos permanentemente haciendo cuentas, como dice el profe de filosofнa cuando, debido a la estrechez de sus recursos, duda al comprar una mugre en el triste escenario de un Seven Eleven. En efecto, somos contadores de tiempo completo, igual que los millonarios, pero en nuestro caso, en el caso de la legiуn de pobres que nos infralimentamos en el amplio mapa de la cornucopia mexicana, lo que contamos es el precio de las tortillas, de la renta, de la luz, de los cigarros, de los servicios elementales que requerimos para desligarnos un poco de nuestra esencial condiciуn de damnificados.

Motivo recurrente en toda la novela, el estribillo de Torrentera no se anda por las ramas y quiйn lo puede machacar con mбs credibilidad que este filуsofo desarrapado, que este avinagrado rumiador de ideas, que este mistagogo sin autoestima. Por ese camino se llega a otro motivo cнclico en el microuniverso de Lodo: los gobernantes de este paнs han sido, son y acaso fatalmente serбn bribones de siete suelas, seres que se dedican a delinquir en despachos bien caobados y con lap top sobre el fichero.

Pocas veces una novela puede aparentar tan endiablada sencillez, como ocurre con Lodo. Lo que sucede es que esta ficciуn ha sido contada con inmejorable punterнa. En apariencia, digo, un don nadie iluminado, un heterodoxo anуnimo despotrica en su interior contra todo lo visible y lo invisible. Eso puede provocar la sensaciуn de muy imitable sencillez; terrible error de cбlculo. Fadanelli sortea con hбbiles recursos el problema de contar la vida de un "derrotado" las comillas indican que hablo desde la perspectiva del "йxito" sin tropezar en el tedio, en la redundancia, en el bostezo.

El protagonista no vale un quinto para los demбs, pero en sus muy bien informadas vнsceras se almacena un tanque lleno de ponzoсa que, al ser vaciado en el molde novelнstico, deja tieso a cualquier amable defensor del hermoso planeta donde vivimos.

Veo un caso, uno entre los miles localizables en este vademйcum de la malditez enjuiciadora: cuando Torrentera considera la posibilidad de comprar una pizza de cuarenta y nueve pesos, obligado por su bolsillo siempre balaceado piensa irremediablemente: "Una hora de discernir acerca de filosofнa moral era equivalente en el mercado a una pizza de chiles verdes".

En ese riel camina la mente de Benito Torrentera durante todo Lodo. Nada se salva de su escarnio, de su herйtica pupila, ni йl mismo siquiera. El mercado, la vida universitaria, sus alumnos, las necesidades alimenticias y etнlicas, el sexo, los libros, la filosofнa, la familia, su calva, los polнticos, el ser y la nada, la novela y el ensayo como gйneros, los periodistas, todo es atravesado a flechazos como si la vida fuera un San Sebastiбn al que es necesario meterle unas pullas con el fin de que entienda: a todos nos engaсa, menos a este Torrentera que no estб dispuesto a chuparse el dedo gordo y por lo menos en su fuero нntimo atreve este largo berrinche desolado.

Aunque se cuida mucho de no caer en exquisiteces estilнsticas hay que recordar a los potenciales lectores que esta es una novela que se huele a sн misma las axilas, metaliteraria , Fadanelli llega en Lodo a la consumaciуn de un estilo; supongo que ya se lo han dicho, pero no estб de mбs repetirlo: el punto de equilibrio de todo este relato estб sellado por la punzante armonнa de la prosa: como ocurre en otros lados de su ya abultada obra, en esta hay humor a mares, hay ironнas a torrenteros torrentes, hay desenfado y gracia, coraje, garra.

No hay por fortuna tantos ex abruptos, tanta escatologнa, tanta maldiciуn, lo que sin duda hubiera sobrecargado a la novela de tirria contra el gйnero humano, y por tanto de inverosimilitud; el filуsofo parece saberlo todo, y todo lo expresa con frescura y rostro impasible, sin aspavientos. Sobre este punto hay que abundar en el diestro uso de las digresiones; es, a mн juicio, lo mбs valioso de todo el conjunto.

Esos pasajes que los crнticos de aula suelen llamar metadiegйticos, amplнsimos a veces y en los que la cabeza de Torrentera opina sobre su inmediatez, se entrometen en las peripecias de la historia pero nunca molestan, nunca parecen apйndices gratuitos del relato principal. Si Torrentera es un filуsofo, justo es que su mente ataque todos los puntos de la realidad que tiene la desgracia de padecer.

Las digresiones de este profesor han sido sutilmente administradas, y piйnsese por tanto que nunca rompen el hilo narrativo; al revйs, son un contrapunto fascinante en cada pбgina. La tйcnica ha sido usada pues con eficacia; mientras el maestro cuenta alguna acciуn, su acerbo cerebro entra en escena, vomita dos o tres verdades de a kilo y de vuelta cede la cancha al ordinario vivir en el inframundo. A propуsito, hay un capнtulo que trabaja una sabrosa reflexiуn sobre la multicitada crisis de los gйneros: la novela se ha vuelto ensayo; el ensayo, novela, como sucede en el digresivo Lodo.

Por eso creo que la historia en sн misma es atractiva pero, al menos para mн, insisto, menos deslumbrante que la mбquina mental de Torrentera. Es cierto que Flor Eduarda y su estъpido crimen lubrican la narraciуn; es cierto que la pareja que arman el filуsofo y la ninfeta es tan extraсa como una tortilla con mermelada, es cierto que la descripciуn de sus andanzas tiene atornillada la atenciуn del lector a un suspenso que desemboca sin evasiуn posible en la fatalidad, pero no es menos cierto tambiйn que lo anecdуtico hubiera servido de muy poco sin la ojeriza existencial, filosуfica, de Benito Torrentera.

En suma, y fuera de hipйrboles irresponsables, Lodo es el primer verdadero Everest conquistado por el escritor mexicano Guillermo Fadanelli, y la mejor prueba de este logro es haber sido una de las diez finalistas en el premio Rуmulo Gallegos Quienes le exigнan un libro incontestable aquн lo tienen.

Benito Torrentera, mientras no le quitemos mucho tiempo a su retozar con Flor Eduarda, estб dispuesto a responder todas nuestras inquietudes siempre con lucidez, siempre con buena prosa y siempre con exuberante humor. Revista de estudios literarios Universidad Complutense de Madrid

CRITICAL THINKING BASSHAM 5TH EDITION PDF

Mexico City is a metastasis, says author Guillermo Fadanelli

Lodo, Guillermo Fadanelli, Debate, Mйxico, , pp. Muy lejos de asumir algъn afбn denunciativo o edificante, la historia configurada en Lodo, novela mбs reciente de Guillermo Fadanelli, hunde su mirada en una realidad aterradora pero con actitud ajena al lloriqueo, con un tono siempre fresco, relajado, ferozmente digresivo y en todo renglуn dueсa del humor acre que caracteriza a las ficciones de este autor nacido en Mйxico, df, hacia Cuadrada en 31 capнtulos, la novela tiene como personaje central a Benito Torrentera, pobresor de filosofнa que gana cincuenta pesos por clase, sujeto que de tan anodino resulta estrafalario, secreto reflexionador de todo lo que circunda su gris trayecto por la vida. Aceptar, por ejemplo, que todos en este paнs estamos permanentemente haciendo cuentas, como dice el profe de filosofнa cuando, debido a la estrechez de sus recursos, duda al comprar una mugre en el triste escenario de un Seven Eleven. En efecto, somos contadores de tiempo completo, igual que los millonarios, pero en nuestro caso, en el caso de la legiуn de pobres que nos infralimentamos en el amplio mapa de la cornucopia mexicana, lo que contamos es el precio de las tortillas, de la renta, de la luz, de los cigarros, de los servicios elementales que requerimos para desligarnos un poco de nuestra esencial condiciуn de damnificados. Motivo recurrente en toda la novela, el estribillo de Torrentera no se anda por las ramas y quiйn lo puede machacar con mбs credibilidad que este filуsofo desarrapado, que este avinagrado rumiador de ideas, que este mistagogo sin autoestima.

ISUZU THERMOHYGROGRAPH PDF

Die Hölle ist bewohnbar

Mexico City is the second largest metropolis in the world. In his work, renowned Mexican author Guillermo Fadanelli portrays the dark side of his home - marked by drugs, prostitution and corruption. Decay and poverty are apparent across Mexico City Guillermo Fadanelli, a tall man well over six feet, says he feels naked without his baseball cap on. Baseball is a favorite pastime in the city where he is at home - the largest city in all of Latin America. The city weighs on him; it plays a central role in his books - the city with , taxis and 28, busses, and where the telephone books have 5, pages.

ALEMITE 585 PDF

Educar a los topos

.

Related Articles