FRAY GERUNDIO DE CAMPAZAS PDF

Sebold Madrid, Espasa Calpe, , 3. Lo cierto es que, una vez que usted mande, resuelva, decrete y determine alguna cosa, es preciso que todos le obedezcan; porque, como usted es todos y todos son usted, es necesario que todos hagan aquello que todos quieren hacer. Pues saliose usted con ello. No aparece otro que el presente, o recete Esculapio.

Author:Shanos Sasar
Country:Germany
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):13 March 2006
Pages:259
PDF File Size:1.59 Mb
ePub File Size:2.34 Mb
ISBN:340-5-57656-306-3
Downloads:85640
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yogul



Acarrea muchos ejemplos de la literatura universal. Rechaza el plagio y reivindica su originalidad. Ruega al lector benevolencia y paciencia para su novela y dice escribir bajo el criterio de la doctrina cristiana. Es altisonante, exagerada y casi sin sentido. Es de mediano pasar. Es Catanla Catalina Rebollo.

Se toma desde entonces como augurio cierto. El narrador ridiculiza las tres tendencias de escritura. Martin es su nombre. Es un latinista extravagante y grandilocuente. Falta a clase alguna vez para hacer travesuras.

Pasa un provincial de una orden religiosa. Gerundio se convence y comunica a sus padres, en la cena, que quiere ser fraile; ellos lo apoyan.

Es disimulado y adula al maestro de novicio, un hombre sencillo y piadoso. Roba media docena de huevos y se le estrellan en el pecho ante el maestro de novicios. Pero Gerundio le hace creer que son heridas de hacer penitencia. Se amista con Gerundio. El prior del convento los interrumpe. Rechaza a los exagerados y extravagantes y exige predicadores rectos y virtuosos. Luego le confiesa que no entiende nada de todo lo que dice. El beneficiado no puede convencer a fray Gerundio de nada.

Vuelve a visitar a sus frailes amigos y les anuncia que no ha podido convencer al joven de nada. Encuentran papeles en el convento refiriendo estas acciones de fray Gerundio, de los que se aprovecha el narrador.

Fray Prudencio, fraile de autoridad en el convento, lo apoya porque piensa reconducirlo. Fray Prudencio y fray Gerundio van un mes a una casa de campo para que este se reforme y aprenda a predicar con coherencia. Prepara un discurso sobre Santa Orosia para un pueblo de la comarca. Blas no se entera de casi nada. Prudencio se desespera. Todos lo felicitan y los padres de Gerundio reciben los parabienes de todo el vecindario. En uno de ellos se critica los estilos equivocados, falsos grandilocuentes y exagerados.

Lee el papel, se enfada, lo hace trizas y lo tira por la ventana. Se siente majestuoso y soberbio, dominando al auditorio. Al fin, se inclina por esta segunda; ofrecer solo partes.

Don Basilio, el cura, tiene sus dudas ante tantos disparates. Aceptan que la teatralidad engancha al auditorio. Algunos comensales se van a dormir la siestas y otros platican sin orden ni concierto. Viene totalmente afrancesado en costumbres, vestimenta y modo de hablar. Petimetre con todas las de la ley. El magistral rechaza los galicismos sin ton ni son, solo por moda.

Quedan solos fray Blas, algo celoso del triunfo de fray Gerundio, y este. El colegial, don Casimiro, se da cuenta de la pobreza intelectual de sus interlocutores. Fray Blas demuestra su ignorancia sobre las Sagradas Escrituras y lo mismo fray Gerundio. Casimiro les hace ver su ignorancia y atrevimiento.

El licenciado Quijano quiere asistir, pero no puede por las almorranas. Hacen noche en Fregenal del Palo, en casa de un familiar. Los campesinos hablan ruda y vulgarmente, con mil solecismos. Discuten sobre eso. Llegan a Pero Rubio y los recibe el licenciado Flechilla. Hay un abad benedictino pariente del muerto, hombre culto y educado. Lo felicitan aparatosamente. Pide que los capturen y los devuelvan. Fray Gerundio lo alaba.

Fray Prudencio lo critica. El beneficiado desprecia con sarcasmo a fray Gerundio. Fray Gerundio los defiende como un buen modelo. Encuentran material en un monasterio copto de Egipto. Se hospeda en casa del narrador unos meses para hacer su trabajo. Se hace con papeles del archivo de Cotanes, que tratan de fray Gerundio. Ni es obispo ni armenio. Todo son invenciones e imaginaciones. Comienza con la infancia de Gerundio, su juventud estudiantil y su primera madurez como predicador.

Aparecen pueblos reales que hoy siguen existiendo en esa zona como Valderas, Villaornate, Villanueva de Campos, Villaquejida, etc. Figura del narrador El narrador en esta novela es complejo y variable, siguiendo el modelo de Cervantes en el Quijote. Pero existen otros muchos personajes con bastante importancia en el relato. Trata de apartar a fray Gerundio de su mal modo de aprender y de predicar, pero no lo logra.

Con una paciencia infinita, intenta coaccionar al joven predicador para que se enmiende. Cuando parece que lo logra, fracasa, lo que lo decepciona hondamente. Creen todo lo que les dicen los hombres de iglesia y adoptan e imitan todas sus opiniones y gustos. Extravagante, de juicio poco formado y disparatado, inculca a sus alumnos conocimientos aberrantes. Alterna un estilo cultista, latinizado y algo culturizante con otro llano, simple y cotidiano.

Podemos ver su estilo de vida, sus comidas, sus ropas, sus conversaciones, sus actividades laborales, etc. Fue alumno del prestigioso profesor Luis de Losada, autor de del Cursus Philosophicus Su actividad docente fue continua e intensa.

Una hija de ese matrimonio, M. Finalmente, tradujo el tratado religioso Arte de encomendarse a Dios, del religioso italiano Antonio Francisco Bellati Valencia, Fray Blas es un ejemplo consumado del fraude religioso. Esto rebaja la parte narrativa de la novela y aumenta exponencialmente la argumentativa o demostrativa.

Hoy, su novela resulta muy larga y pesada. Vamos adelante. Las vocales son cinco: a, e, i, o, u. Esto se explica mejor con los ejemplos. A, primera vocal, se pronuncia abriendo mucho la boca: a.

De esta manera: a. Eso cualquiera lo dice. Era noche de verano, y todo el lugar estaba tomando el fresco a las puertas de la calle. Delimita la figura del narrador.

ESSAI OEDOMETRIQUE PDF

Fray Gerundio de Campazas

Acarrea muchos ejemplos de la literatura universal. Rechaza el plagio y reivindica su originalidad. Ruega al lector benevolencia y paciencia para su novela y dice escribir bajo el criterio de la doctrina cristiana. Es altisonante, exagerada y casi sin sentido. Es de mediano pasar.

HALTEROFILISMO PARAOLIMPICO PDF

Visor de obras.

.

Related Articles